domingo, 13 de noviembre de 2016

Mi primer libro de Agatha Christie: Diez negritos

Este libro es ideal para leerlo en casa con un vaso de colacao bien cargado.

El único contacto que había tenido con las obras de Agatha Christie hasta que este libro cayó en mis manos eran unas cuantas adaptaciones al cine y ahí acababa todo. De hecho la película basada en Diez negritos la vi hace muchísimos años y recuerdo que me gustó.

Esta novela policíaca escrita en 1939 es archiconocida y no necesita presentación, aún así os diré que es el libro más vendido de Agatha Christie y está en el ranking de los 10 libros más vendidos de la historia. No sé cómo no lo he leído antes, porque esta temática me encanta, pero como dicen, nunca es tarde si la dicha es buena.

Si este libro fuera un cocktail los ingredientes serían: una mansión en una isla incomunicada, diez desconocidos, una voz misteriosa que les acusa de una serie de crímenes, una canción de cuna y diez negritos de porcelana sobre la mesa del comedor. Agitamos todo esto y tenemos como resultado una muerte tras otra.

Pero volvamos atrás, al momento que la voz misteriosa les acusa de manera implacable a través de un gramófono de crímenes del pasado que quedaron impunes. En un primer momento todos lo niegan y se excusan alegando que nada tuvieron que ver con esas muertes, dándose cuenta de inmediato que han sido engañados por el tal señor U. N. Owen, el supuesto anfitrión, para que acudiesen a la reunión. Anfitrión que por otro lado no da señales de vida. Las muertes comienzan a sucederse y lo más extraño es que cada vez que alguien aparece muerto, una de las diez figuras de porcelana desaparece. Los invitados piensan que se trata de un juego macabro y que el asesino puede ser uno de ellos, lo que hace disparar las sospechas y las desconfianzas. Lo más angustioso de esta situación para mí es la imposibilidad de abandonar la isla debido a que la única conexión que tienen con el mundo exterior es una barca que se encarga de traer las provisiones pero que no da señales debido al mal tiempo.

En este libro hay dos elementos inquietantes que para mí son el eje de toda la trama. El primero como ya he mencionado, las figuras de porcelana que van desapareciendo a medida que se suceden las muertes, por lo que cada figura representa a un personaje. El segundo, la canción de cuna que cada invitado tiene enmarcada en su habitación y que es el preludio de todo lo que está por pasar pues las muertes ocurren tal y como se describe en la misma.

Al final hay diez muertos y ninguna explicación lógica, hasta que un mensaje en una botella arrojada al mar nos da la solución al enigma.

Existen varias adaptaciones cinematográficas, en concreto la que yo he visto no me ha parecido nada del otro jueves. Es una coproducción de 1974 dirigida por Peter Collinson (algunas escenas están rodadas en España, si nos fijamos podemos reconocer el Templo de Debod) y difiere bastante del libro. La acción no se desarrolla en una isla sino en el desierto, algunos personajes cambian, pero la mayor diferencia está en el final. En ese sentido me gustó porque te sorprende, no es el final que esperas.


En conclusión, este tipo de historias en las que hay que descubrir al asesino me resultan muy entretenidas, y Diez negritos me ha gustado tanto que me han entrado muchas ganas de seguir leyendo cositas de Agatha Christie, así que ya tengo otros de sus títulos más conocidos en mi lista de pendientes. Desde luego esta mujer sabía cómo tener al lector enganchado hasta la última línea.

No me puedo resistir a dejaros la famosa canción infantil.
¿Cuál es tu libro favorito de Agatha Christie?
¿Qué novelas de este estilo me recomiendas?

5 comentarios:

  1. ¡Hola guapísima!¡cuanto tiempo!!Me encanta tu post. Veo que has caído en las redes de Agatha ,igual te tenemos que llevar al nuevo programa de Mercedes Milá a defender tu libro...jajajja. Yo soy una clásica me quedo con Mucho ruído y pocas nueces, de Skaspeare. Y la peli, pero la que hace Enma Tomphsom, aunque sea ñoña, hace mis delicias....Me alegra haber dado hoy contigo. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaaa sí que ha pasado tiempo! Gracias por tu recomendación, preciosa. Un beso.

      Eliminar
  2. Agatha Cristie es genial. Es la última y mejor representante de la novela de detectives de tipo inglés, en plan Sherlock Holmes. Ella misma veía que era un género que se repetía un poco y que se estaba quedando viejo frente a otros como la novela americana de detectives. Ya sabes, las del género negro, con protagonistas que no son prodigios de perspicacia sino tipos duros, con gangsters, etc.

    Diez negritos es la típica novela de detectives sin detective. Conserva el número de personajes limitado en un espacio limitado, el ingenio y el ¿quién lo hizo?

    ¡A ver con qué libro nos sorprendes luego!

    Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esta mujer es la pera limonera. Los libros más conocidos son los que se han pasado al cine, pero investigando he descubierto que tiene un sinfín de títulos más. Es verdad que si lees muchas novelas de este estilo al final parecerá un poco repetitivo porque las tramas son siempre muy parecidas aunque los personajes cambien. Muchas gracias por tu interesante comentario.

      Eliminar
  3. Hola, Mery. Este libro es uno de mis favoritos de la autora (y mira que tiene, la buena mujer). Si te ha gustado te recomiendo que sigas con otros de ella.
    Por cierto, gracias por pasarte por mi blog, me quedo por este rinconcito tuyo. Nos leemos!

    ResponderEliminar